miércoles, 19 de noviembre de 2008

Laberinto rutinario

Rutina, imposible escapar
Presos estamos de la realidad
Mi mente vuela y logra pasar
Los barrotes de hierro que me impiden pensar…
En la adrenalina de la altura
Pequeña te veo queriendo escapar
De la arrogante y cruel sociedad
Que brilla con energía a la hora de juzgar.
No sabes como salir y te desesperas,
El laberinto de la vida te ha atrapado…
Aférrate de esa utopía que todos critican
Y aprende a eliminar la inseguridad.
Te detienes un segundo, paras de correr
Observas como nadie interrumpe sus hábitos.
Presa de tus preconceptos, te paralizas
Es más difícil cuando nadie te ayuda
Contemplas el ambiente… piensas, analizas
Inútil será no aceptar la conclusión
A la cuál de forma inevitable y obligada llegas.

-M-

3 comentarios:

Diosaoasis dijo...

La verdad que así uno se siente cuando hay laberinto en su alma y no encuentra una solución.
Saluditos.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Tienes razón la rutina a veces atrapa, pero afortunadamente sirmpre llega la forma de salir de ella y poder disfrutar de la vida.

Linda tu poésia

Roberto Esmoris Lara dijo...

Si, "aferrate a la utopía" pero a la de Tomás Moro -la del mundo de la igualdad-, no a la que signica "imposible", como sugieren los autoritarios.
Nunca es fácil salir indemne de la majada, hay mucho lobo suelto, pero vale la pena intentarlo.


Besos y abrazos
REL
(socio fundador)